12 julio 2006

Del invierno y un lugar en el mundo

Hola a todos,

He vuelto con energías renovadas. Después de unos días en los que la mierda atmosférica o como lo llaman aquí el "smog" quería acabar conmigo, mi cuerpo a tomado a pies juntillas lo de "lo que no mata engorda", así que tengo algún gramo de más pero ya estoy como una rosa.

Como me quedé en el viernes os contaré que el sábado vine a trabajar. La historia es que el lunes se inauguró una muestra que se llama Place (cuya idea es muy interesante http://www.placeproject.org/ ) que venía itinerando de Córdoba, Argentina. Tenía que haber llegado hace dos semanas pero la retuvieron en la aduana todo ese tiempo a falta de un papel (burocracia) y al final salió el viernes a medio día. Natasha, la responsable de Artes Visuales tenía que venir a montarla el sábado y me ofrecí a ayudarla. (Ahora tengo un pequeño problema con el ordenador pero prometo mandaros fotos de todos los miembros del Centro Cultural, a los que quiero agradecer la paciencia que han tenido conmigo posando para mis fotos y aceptando ser famosos).

Hacía frío y estuvimos todo el día. Así que el domingo me desperté sintiendome fatal y el tiempo no acompañaba. Me pasé todo el día en la cama y aproveché para ver El Alquimista Impaciente (os recomiendo leer a Lorenzo Silva http://www.lorenzo-silva.com/. Un gran escritor y una gran persona a la que tuve la suerte de conocer cuando viví en Barcelona), León y Olvido y Sophie Scholl (películas interesantes) y para leer El Jarama. Ese libro que a mi no me tocó leer en el instituto y que siempre me quedé con las ganas. Creo que en el centro voy a ver más cine y leer más libros españoles que en España (y es que aunque yo venía a la caza del cine chileno, en Chile lo que se lleva es Hollywood, como en el resto del mundo).

El lunes fue la inauguración de Place. Más de 200 personas metidas en el centro; algunas por amor al arte y otros por amor al jamón serrano y al vino, que el hombre es hombre aquí y en el fin del mundo. La verdad es que me lo pasé muy bien y más a partir de que Andrés me agració con un vaso de roncola (no hagas caso Andrés, no me estás mimando). Al final una, que no es de beber mucho (aspecto del que Naia puede dar fe), pues acabó más contenta que unas castañuelas.

La cuestión es que el martes me levanté como una reina. Se me quitaron todos los males y los dolores. Me inmunicé. A todo esto llueve desde el jueves pasado y ayer a la noche ya fue la repanocha. Me tuve que quedar en el centro hasta las 9 de la noche porque teníamos un concierto de guitarra y no hacía más que llover y hacía mucho viento. La media hora andando a casa se me hizo larga y llegué caladísima. La ciudad estaba como si acabara de pasar un tifón. Vallas en el suelo, hojas por todas partes, calles inundadas. El viento batía las contraventanas y no había forma de que no las abriera. Una noche un poco movida.

Esta mañana cuando llegué descubro que, una hora después de irme, el viento se llevó parte del tejado del centro (casualmente encima de donde trabajamos Natasha, Juanita y yo) y empezó a caer agua encima de los ordenadores y de los papeles. El pobre Rodrigo (el vigilante) tuvo que subir corriendo a taparlo todo con plásticos y tuvieron que venir a las 10 de la noche a tapar con plásticos el techo y poner cubos. Un desastre. Accidentes de tráfico, árboles sacados de cuajo y varios muertos a lo largo del país.

El incidente que más ha conmocionado ha sido el de dos Carabineros (policías) que se metieron en una riada para hacer un rescate y se los llevó el agua. Os adjunto el vídeo porque se estaba grabando todo en el momento.
http://www.emol.com/especiales/videos/teno/index.htm

Uno de ellos ha sido encontrado esta mañana con vida a 40 km de distancia después de pasarse más de 10 horas agarrado a un tronco. El otro parece que ha muerto. Os lo cuento porque es probable que no se vea en España.

Iba a seguir con la lección de lenguaje pero me váis a permitir que lo deje para mañana, que hoy se me ha quedado mal cuerpo y me parece de mal gusto cambiar de tono. Prometo colgar fotos.

3 comentarios:

  1. Doy fe, doy fe de que eres mujer de poco beber. Es más, doy fe de que siempre encuentras la puerta del baño a la primera. jisjisjis.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que tus males ya se hayan acomodado al país y ya estés como una rosa. Siento lo de vuestro centro y espero que los males causados por la lluvia no hayan sido muchos. Lo peor, lo del policía muerto. Bueno, gracias por visitarme y por poner un enlace en tu blog para el mío... yo inetntaré hacer lo mismo, aunque no he buceado aún mucho en este sitio y no sé aún como se hace. Muchos besos y no dejes de contarnos cómo te va. Joana

    ResponderEliminar
  3. Qué buen trabajo estás haciendo Ali, en el centro y con el blog. Me muero de envidia cada vez que te leo. No pierdas las buenas costumbres.

    ResponderEliminar