03 julio 2006

Datos necesarios y curiosos

Llamar por teléfono en Chile puede ser algo complicado si no te explican cómo va esto. Los móviles o celulares comienzan por 8 0 por 9. Si se llama de móvil a móvil se marca directamente el número, pero si se llama de fijo a móvil hay que poner primero un 0. Si se quiere llamar a un fijo la cosa cambia. Si es de fijo a fijo se marca el número tal cual, pero si se llama de móvil a fijo hay que marcar primero 02.

Adquirir un móvil aquí es sencillo y económico. Yo, a pesar de que me prometí desprenderme de él resulta que me compré uno el primer día, porque es como en España, si no tienes móvil no vas a ningún sitio. A mi me costó 21.000 pesos (unos 30 euros) con 20.000 pesos en llamadas. Me comentan que hay que tener cuidado con el teléfono porque los roban mucho. No me extraña, porque aquí no saben lo que es el código pin. Enciendes el móvil y ya lo puedes usar.

Respecto a la moneda, aquí funcionan con pesos chilenos. Un euro son, más o menos, 687 pesos. A los mil pesos le llaman una luca. Ya me han enseñado un truco para que calcule cuánto cuesta las cosas. Y es que al importe le tengo que sumar la mitad del mismo y quitarle los ceros.
Por ejemplo: La entrada al cine el día del espectador cuesta 2.200 pesos que serían 2.200 + 1.100= 3.300 con lo que son 3 euros y 30 centimos. El cambio es aproximativo, pero la diferencia no es demasiada (funciona exacto cuando el euro está a 666 pesos).

Hay billetes de 10 mil pesos, de 5 mil, de 2 mil y de mil y después las monedas, de 500, 100, 50, 10 y 5. Las monedas de cien pesos las hay de dos tipos unas grandes que son las que valen para llamar por teléfono desde las cabinas de la calle y otras que son como un euro. Las de 5 pesos, a parte de que no valen nada, y si no haced cuentas, son tan pequeñas que si se te pierden olvídate de encontrarlas.

El agua de grifo se puede beber, pero como en toda gran ciudad no es que tenga muy buen sabor. La opción está en comprar agua embotellada. Hay que tener cuidado porque tienes que especificar que sea sin gas. La marca más famosa es Cachantun y la botella de 1600 ml cuesta unos 520 pesos, o sea, como en España o un poco más cara.

Respecto al transporte lo mejor es coger el metro, que es nuevo, limpio y eficaz. El precio del billete, o boleto, es de 420 pesos en horas puntas y 370 el resto. Hay cinco líneas que recorren más o menos toda la ciudad y algo de los alrededores. Después viene el autobús. No sé cómo funciona porque me han dicho que es como una aventura. Si dominas el autobús te puedes considerar chileno. Los hay de dos colores, amarillo, que suelen ser destartalados y cuya ruta te ponen en un cartel en la luna frontal o verde, que son nuevos (desde diciembre del pasado año), y son como en España, rutas digitales, limpios y más seguros, aunque menos numerosos. El precio del billete es de 370 pesos para adultos y 120 para los niños.

Por último están los taxis. Los oficiales son negros con el techo amarillo, pero también los hay particulares. Estos se diferencian de los coches normales porque tienen la matrícula de color naranja. Las tarifas las ponen bien visibles en el parabrisas y depende de la zona en la que los cojas. Puede ir desde 350 pesos la bajada de bandera de las comunas de clase alta (Providencia, Las Cortes, Nuñoa...) a 120 pesos del centro.

La presencia española, en cuanto a grandes empresas, es importante. La telefonía movil se la reparten, sobre todo, Entel y Telefónica. En el tema económico el banco Santander está por todos los lados, en su variante Santander Santiago (aunque mantiene el color y el logotipo de la llama) aunque también hay oficinas del BBVA. Por último, y esto sí que me ha sorprendido, es la presencia de Telepizza, aunque aquí venden la pizza española que tiene chorizo (chileno). Por supuesto, es bastante más barata la pizza aquí que en España.

A pesar de que sí que hay McDonalds, Kentucky fried Chicken o Domino's Pizza, la mayoría de los locales de comida son autóctonos, y hay muchos.

Una cosa que me ha llamado la atención es que a Matutano la llaman Evercrisp. Y que Zamorano está en todas las paradas de autobuses anunciando pañales.

Las tiendas abren desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, menos los fines de semana que cierran casi todo. Entonces la única opción que te queda es ir a los mall (pronunciese mol) que son los centros comerciales de toda la vida.

5 comentarios:

  1. Jajajaja! La verdad es que es muy curioso lo de Matutano... ¿No has visto ningún camión de Campofrío? :D
    Veo que te estás empapando bien de Santiago de Chile... Seguro que se te pega el acento...
    Besucos!
    Jam.

    ResponderEliminar
  2. Endeluego, lo que esta claro es que sin RUT no eres naide... ;)

    Weno, y que no te han puesto internet, porque endel 12 de agosto, no hay noticias...

    Eso te pasa por ser guiri.

    Minikisses,

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. xD SEGURO VOS TE PREGUNTARAS QUE ES ESO ES UNA KARITA TAN SOLO MIRALO DESDE otro punto de vista significa cmo no se xao (eso significa chao )

    ResponderEliminar